Poema infantil: ¡¡Qué despìste!!

Poema infantil: ¡QUE DESPISTE!

Poema infantil

Si la abeja fue a por miel

¿Por qué trajo mermelada?

Será que esta  adormilada y…

no se entera de… ¡nada!

¡Vuela abeja recoge polen!

No te duermas en las flores

Todos trabajan, todos se afanan

Hasta las gallinas…

frescos huevos ponen

Tus amigas van volando

mientras están trabajando

y… ¡tú!

Trajiste mermelada

por estar adormilada

¡Que despiste… que despiste!

Todo el panal esta triste

Si la abeja fue a por miel

¿Por qué trajo mermelada?

Será que estáadormilada y…

no se entera de… ¡nada!

¡Vuela abeja recoge polen!

No te duermas en las flores

 Estrella Montenegro

Poesía infantil: Pulgarcita

Poesía infantil : Pulgarcita

Que pequeña era pulgarcita

era tan chiquita

Tan, pero… tan bajita

que si abrazaba una manzana

el gusano se enteraba

-¡No muevas mi casita!

¡Pulgarcita!-

Dijo el gusanito…

algo alborotado

-¡Deja mi manzanita!

¡Pulgarcita!

Protestó el gusanito

Algo enfadado

Que pequeña era pulgarcita

era tan chiquita

Tan, pero… tan bajita

que si abrazaba una manzana

el gusano se enteraba

pulgarcita

Estrella Montenegro

Naturaleza Curiosa: El pulpo dumbo

Naturaleza Curiosa: El pulpo dumbo

En lo más profundo del océano… encontraremos a este animal tan extraño y simpático. Se trata de un subgénero de pulpos que vive entre los 3.000 y 5.000 metros de profundidad.

1470496_10200748203539183_2002308619_n

Su nombre científico es Grimpoteuthis, aunque es más conocido por el pulpo dumbo, gracias a su par de aletas que recuerdan a las orejas de un elefante.

Este pequeño cefalópodo de unos 20 centímetros de largo, al vivir en zonas tan profundas, no le llega la luz del sol, y por eso tiene ese color blanco, o esas tonalidades tan claras y pálidas.

Al vivir en la zona abisal se sabe muy poco de él, pero os expondré algunos de sus rasgos más característicos.

¿Cómo le reconocemos?

1419799_10200748199339078_1250470286_nVive en el fondo marino (zona abisal) lo podemos encontrar flotando ligeramente por encima de ella, a profundidades de 3.000 a 4.000 m (9.800-13.000 pies). La similitud de las aletas de lóbulo que le sobresalen de la parte superior del manto, le dieron el sobrenombre de Dumbo, como el conocidísimo personaje de Disney… Dumbo el elefante volador. Existen alrededor de 17 especies de pulpo Dumbo, que pertenecen a un grupo llamado «pulpo paraguas», ya que son capaces de flotar como si fueran paraguas en el agua.  Estas especies son capaces de mudar la piel; la estructura  de su boca es diferente al resto de los pulpos. Tienen una abertura de tipo rádula que les permite tragar presas enteras en lugar de tener que romperlas y molerlas. Esta característica leshaceúnicos.

Poseen un cuerpo semi-transparente, con una «U» interna cartilaginosa o en el revestimiento, lo que les da un poco de forma.  Algunos tienen ventosas además de espinas en todos sus tentáculos, mientras que otros se parecen más a un pulpo tradicional, con la adición del tono azul o de otro color en sus aletas «orejas». Sus prominentes aletas en forma de lóbulo, sobresalen de la capa justo por encima de los ojos, deciros también que son casi ciegos, y que tienen ocho tentáculos.

La mayoría de los ejemplares de esta especie mide entre 20-30 cm (7,9 a 12 pulgadas) de longitud. El mayor pulpo Dumbo  encontrado fue de 1,8 m (6 pies 32 pulgadas) de largo y pesaba 5,9 kg (13 lb)

¿Cómo se alimenta?

1465003_10200748195898992_2009402884_nPara comer baja a las profundidades abisales,se abalanzan sobre la presa y se lo comen todo. Su dieta incluye copépodos, isópodos, poliquetos y anfípodos. Gran parte de los alimentos que consumen también se encuentran alrededor de los respiraderos del océano o flotando por la corriente.Y con esa característica  tan propia de él, y  que no comparten el resto de los pulpos, devora a su presa entera  en lugar de tener que romper y molercomo hacen los demás.

¿Dónde se encuentra?

Ha sido encontrado en Nueva Zelanda y Australia, la Bahía de Monterey, California, Oregón, Filipinas y Papúa, Nueva Guinea

954416_10200748197499032_111640071_n

¿Cómo se reproduce?

Grimpoteuthis tiene una de las funciones de reproducción más singulares de toda la vida marina. Las hembras ponen los huevos en diferentes etapas, lo que significa que no hay temporada de reproducción,pudiendo poner huevos continuamente, desovan en pequeñas rocas o conchas en las profundidades del océano.

De este animal tan extraño y simpático aún queda mucho por descubrir.

1462003_10200748198539058_745538319_n

Cuento infantil: Una cuestión importante, una de guisantes

Cuento infantil: Una cuestión importante, una de guisantes

Tim y Tom se embarcaron en una misión especial; todos los habitantes de su planeta Talintin los escogieron para que fueran a buscar guisantes.

Tras cuatro noches espaciales divisaron nuestro precioso planeta Tierra. Pero… cuando iban a aterrizar se les estropeo el sistema de frenado, pero cuando digo se les estropeó el sistema de frenado, me refiero al sistema por completo, el manual, el automático, el de emergencia… vamos que no podían frenar de ninguna de las maneras.

Y con su súper nave espacial que media más o menos veinte centímetros, fueron a la deriva hasta que cayeron sobre algo tan mullido que no sufrieron ningún daño.

cuentos infantiles

Habían atravesado las nubes, sobrevolado algunas azoteas, hasta que se colaron por una ventana que estaba abierta incrustándose en la cama de Benjamín.

Benjamín sintió un golpetazo en los pies de su cama, y algo adormilado bostezó y abrió los ojos, entonces les vio en su platillo volante, lleno de luces de colores que iluminaban toda la habitación como si estuviese en una feria.

Se desarropó y se fue a gatas a observas aquel juguete que él no reconocía como suyo, y que alguien le había tirado por la ventana.

Tim y Tom estaban muy asustados viendo como se les acercaba aquel gigante, y para que no les hiciera ningún daño encendieron el sistema de comunicación terrestre. Este emitió una primera frase que Benjamín escucho con claridad… ¡Somos seres pacíficos!

No se podía creer lo que estaba viendo, aquel juguete tenía que tener algún sistema remoto, que se activaba cuando alguien se aproximaba, sin embargo esto no le detuvo y aquella nave terminó en sus manos.

Primero observó su interior y creyó que contenía dos monigotes, así que para verlos mejor zarandeo la nave como si estuviese haciendo un coctel.

Tim y Tom no se amorataron por golpearse con la cabina de mando porque llevaban puesto el cinturón de seguridad, y… ¡menos mal! porque si se lo hubieran quitado, hubieran terminado maltrechos, así que Tom encendió entre aquellos zarandeos el sistema de comunicación manual exterior y grito…

-¡Que nos vas a matar… que nos vas a matar…! Pare por favor… ¡pare….!

Benjamín dejó quieto el platillo, lo acercó a sus ojos para ver de dónde salía aquella voz, entonces Tom le dio las gracias.

-¡Gracias por parar! Este zarandeo injustificado nos ha dejado mareados y algo maltrechos

No podía creer lo que estaba viendo y escuchando, esos dos seres pequeñísimos y verdes hablaban con él, tan asombrado estaba Benjamín que titubeo para responderles…

-Es… es… ¿es que habláis?

-Pues claro que hablamos, lo hacemos a través del sistema de comunicación manual, exteriory terrestre, es el mejor traductor inventado en nuestro planeta Talintin

Volvió a abrir más los ojos, creyendo que de esta manera sus oídos se despejarían y escucharía mejor.

-Hemos venido en son de paz, solo hemos venido a pedir a nuestros vecinos terrícolas un puñado de guisantes.

-¡Guisantes…!

Respondió pareciéndole increíble que viniesen desde tan lejos a pedir guisantes, estaban hablando de esas bolitas verdes, que siempre apartaba a un lado del plato porque no le gustaban nada de nada.

-¡Sí guisantes! ¿Podrías tú darnos un puñado de guisantes?

-Se lo tendría que preguntar a mi madre

-¿Qué es una madre? Es algo así como el jefe, el capitán ¿acaso es el rey?

-¡Qué barbaridad… no….!

-Entonces es el emperador ¿Es el emperador?

-Pues… ¡Claro que no!

-Nuestro sistema de comunicación no encuentra la palabra madre, no conocemos su significado, pero si has de pedírselos a tu madre… ¡pídeselos!

-Está bien se los pediré, pero ahora no puede ser, está durmiendo, cosa que yo también tengo que hacer, yo os dejo aquí sobre la mesilla y mañana os doy la respuesta.

Benjamín tenía tanto sueño que se volvió a meter en la cama les pidió que apagaran las luces y se durmió.

Por la mañana Tim y Tom observaron como otra persona muchísimo más alta despertaba a su contacto con un montón de besos y cosquillas, sin lugar a dudas  aquel ser era al que tenía que pedir los guisantes, porque Benjamín no paraba de decir… ¡vale mamá… vale!

Así que lo estudiaron durante todo el día siguiéndole con su ya restaurado platillo volante, vieron que se encargaba de todo, de recoger, de limpiar, que se marchó un montón de horas fuera de casa, según le dijo al perro para trabajar… ¡Me voy a trabajar cuida la casa!; pero aunque el perro les persiguió ladrándoles, ellos aprovecharon para salir de la nave y recaudar fotos y cosas para su laboratorio.

Benjamín regresó por la tarde, cuando entró en su dormitorio ellos se apresuraron a pedirle los guisantes.

-¡Hola contacto!

Le dijeron a través del comunicador exterior, Benjamín se había olvidado de ellos, pensó que todo había sido un sueño, se acercó otra vez sorprendido y habló con ellos.

-¡Pero si no sois un sueño!

-¡No…! somos Talines del planeta Talintin ¿Nos traes los guisantes?

-¡Oh… cielos! Ya estáis otra vez con los dichosos guisantes

-No sabíamos que los guisantes pueden ser felices

-Ni yo tampoco lo sabía ¿Pueden ser felices?

-Eso lo has dicho tú, has dicho… ¡dichosos guisantes! En nuestro traductor pone… “dichosos de dicha de felicidad”

-¡Es una forma de hablar!

Benjamín comenzó a reír porque aquello no era para menos, mientras los talines le miraban esperando trajera los guisantes que le habían pedido.

-¿Nos traes los guisantes?- Volvieron a repetirle

-Ahora vengo voy a la cocina a pedírselos a mi madre

Tras unos minutos volvió con una bolsita de guisantes congelados y se los enseñó

-¿Os valen estos?

-Esos están congelados, no nos sirven, los necesitamos… ¡frescos!

-¿Por qué?

-Porque necesitamos plantarlos, en Talintin nos alimentamos de guisantes y una plaga de saltatalintin arrasó con ellos, nos dejó uno tan siquiera para poder repoblar

-Pues… tendríamos que ir al mercado para comprarlos, en casa solo los tenemos de dos clases, enlatados y congelados, pero frescos no tenemos.

Charlaron y estuvieron de acuerdo en ir y acompañarle al mercado a comprar guisantes, durante el camino hablaron de su planeta Talintin, de sus habitantes los talintines, y de lo muchísimo que le estarían agradecidos por el tema de los guisantes, tanto…que ya estaba súper invitado a su planeta para ir a visitarlo.

A Benjamín le pareció muy interesante todo lo que le contaron aquella tarde antes de dejar la tierra y volver a su planeta, quedaron en venir a buscarle un día de esos con una nave más grande para que cupiese y conociera Talintin.

Por otra parte Benjamín no volvió a apartar los guisantes del plato, cada vez que su madre se los ponía para comer, él decía… ¡a la salud de los talintines! Y se los comía todos.

Un día fueron a buscarle como le prometieron, pero esa es otra historia que ya os contaré.

 

Estrella Montenegro

Poema para niños: Mientras vamos dando vueltas

Poema para niños: Mientras vamos dando vueltas

Si yo corro tras mi hermano

Y mi hermano tras de ti

Si yo no le cojo

Y tú… ¡no me alcanzas!

Correremos dando vueltas

Y bailando nuestras danzas

Si yo bailo tras mi hermano

Y mi hermano tras de ti

Si tú… ¡también bailas!

 Y Ninguno queda en medio

En Este corro que te corro

Mientras todos vamos dando vueltas

¡No querrá tener remedio!

Pues… no tiene un  principio

Y tampoco tiene fin.

 poema para niños

Estrella Montenegro

Naturaleza curiosa: Myanmar, el mono que estornuda

Naturaleza curiosa: Myanmar, el mono que estornuda

Por su… ¡achís! Le conocerás, El mono sin nariz de Myanmar ó mono de hocico chato (Rhinopithecus strykeri) es una especie de colobino originario del norte de Birmania, él no lo sabe pero le encontraron por culpa de sus estornudos.

 Curiosamente, las gotitas de lluvia se le cuelan en su nariz chata y le provocan el estornudo, así llamó la atención al grupo de primatólogos que lo descubrieron en el norte de Myanmar.

 Naturaleza curiosa

La investigación que se publica en el American Journal of Primatology, revela cómo el Rhinopithecus strykeri, una especie de mono con una nariz doblada hacia arriba, pasa los días lluviosos con la cabeza escondida entre las rodillas para evitar estornudar

Los cazadores fueron los que informaron a los científicos de que conocían un nuevo tipo de mono. Muy interesados por el posible hallazgo, mandaron a una expedición dirigida por la Asociación de la Conservación de la Biodiversidad y la Naturaleza de Myanmar, y se adentraron en los bosques para encontrarlo.

La búsqueda fue difícil, pero una vez descartadas algunas áreas, finalmente dieron con él,  La especie fue nombrada por Geissmann y sus colaboradores en el año 2010. Su nombre es en honor al filántropo Jon Stryker,  presidente de la Fundación Arcus que subvenciona la investigación.

Esta especie descubierta hace tan solo tres años, es un hallazgo singular, acordaros de su nombre científico… Rhinopithecus strykeri

El mono tiene un pelaje negro excepto en algunas áreas, donde luce pelo blanco, sobre todo en orejas, mandíbula y en el área perianal. Su cola es relativamente larga, ocupando un 140 por ciento del tamaño de su cuerpo, explica Thomas Geissmann, uno de los investigadores.

Su hábitat ocupa apenas 270 kilómetros cuadrados La población conocida se estima que está formada por 260-330 individuos. La especie es conocida en los dialectos locales como «nwoah mey» (mono con una cara hacia arriba). La lluvia supuestamente hace que estornude debido a la corta piel alrededor de su nariz respingada. La gente de la zona informa que se sienta con la cabeza dirigida hacia abajo, escondiendo su cara entre sus rodillas cuando llueve, seguramente para proteger la nariz de la entrada del agua.

Aunque esta especie es nueva para la ciencia, no lo es para los cazadores de la zona, que lo llaman «nwoah» o «mono con la cara vuelta hacia arriba», en dialecto local. El mono chato está amenazado por la pérdida de su hábitat natural y por la caza.

Por lo que nos encontramos ante una especie en peligro de extinción, clasificada como “críticamente amenazada” por la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza.

Myanmar

Manualidades: Juego de bolos casero

Si hay algo que nos gusta hacer con nuestros hijos son manualidades, y si a la par que nos divertirnos hacemos juguetes caseros, hechos con lo que tengamos en casa. Lesenseñaremos no solo a ser creativos si no también a reutilizar objetos que tengamos en casa, y esto no es solo una manera de ahorrar, también de reciclar, de enseñar a nuestros hijos que no todo es de usar y tirar y que con lo que tenemos en casa podemos hacer muchísimas cosas realmente divertidas.

1464791_10200692587948828_1281534485_n (1)

Hoy os mostraré un juego de bolos hechos con botellas de plástico, es realmente fácil de hacer, seguro que a los peques les encantará

Quizás nos sirvan para distraernos en familia en un día de lluvia, frío, o quizás si están enfermos en casa, nuestros pequeños pueden divertirse con este sencillo y colorido juego de bolos casero. Podemos hacer para nuestros pequeños un juego con el que divertirán grandes y chicos…. y siempre en familia.

Los materiales que se necesitan son:

Hacer esta manualidad no es nada difícil. Primero lavamos muy bien las botellas y las secamos antes de comenzar a trabajar con ellas.Luego ponemos en el interior de cada botella un poco de pintura, ponemos el tapón y agitamos para que la pintura cubra todo el interior. La abrimos nuevamente y la dejamos secar. Cuando ya estén secas las podemos llenar de agua o arena, volvemos a poner el tapón a cada una, sellándolascon un poco de pegamento para evitar que se abran accidentalmente. Si queréis podéis poner un número a cada botella a modo de puntos y así daremos más emoción al juego.

Y…¡ya tenemos el juego de bolos listo para comenzar a jugar!

Manualidades

Recordad, en casa tenemos muchas cosas que antes de tirarlas, pueden convertirse en divertidos juegos para nuestros hijos ¡Solo es cuestión de utilizar nuestra creatividad!

Poemas para niños: Pequeños

Poemas para niños: Pequeños

poema para niños
Porque somos pequeños…
¡Jugamos!
¿Qué somos traviesos?
¡Somos… niños!
Con pecas o coletas
Con baberos o chupetes
Con pañales u orinales
Siempre únicos, y originales
Compartimos con cariño
Caracolas hojaldradas
Caramelos, chocolates
Mandarinas y yogures
Porque somos pequeños…
¡Juguemos!
¡Somos… niños!
¡Soñemos!
Que ya tendremos tiempo
De crecer por encima
De tu ombligo
Y ponernos solos
la bufanda y el abrigo

Estrella Montenegro

Poema infantil: Un cocodrilo miedoso

Poema infantil: Un cocodrilo miedoso

Poema infantil

Un cocodrilo miedoso

Paseaba por el Nilo

Fíjate lo que te digo

Todo le daba miedo

Todo… todito… todo

Incluyendo… hasta ¡su ombligo!

Miedo le tenía al frio

Por no usar abrigo

Era tan asustadizo

Que un día fíjate lo que hizo

Como por arte de magia

¡Rizo… el rizo!

Se escondió bajo la arena

Creyendo que era una hormiga

Al no poder respirar

Le entró dolor de barriga

Con el dolor se asustó

¿Por qué no se estará quieto?

Tranquilo tomando el Sol

Como hace el cocodrilo

Sea o no del rio Nilo

Estrella Montenegro

Cuento infantil: Edgar y Gael

Cuento infantil: Edgar y Gael

cuento infantilEdgar siempre estuvo allí, incluso estaba antes de nacer él. No recordaba aquel rinconcito entre la mesilla y el armario sin su amigo Edgar.

Al principio simplemente se observaban, y cuando nadie les veía Edgar le guiñaba un ojo y le contaba historias increíbles.  Incluso cuando aún no sabía hablar, pero ya gateaba le señalaba con sus manitas chicas, y su madre le preguntaba… ¿qué quieres Gael? Entonces estiraba y encogía los dedos de las manos para que Edgar viniera, y…¡venía! porque su madre se daba cuenta que lo que le estaba pidiendo su hijo, no era otra cosa que aquel enorme peluche de dragón.

Lo de llamarle Edgar fue cosa de los cuentos que todas las noches le narraban sus padres, porque él siempre quería que estuviese más cerca, tan cerca de él, que un buen día terminaron durmiendo en la misma cuna.

Aquella noche su padre le dijo…

-Gael tenemos que buscarle un nombre a tu dragón

-¡Sí!

Contestó porque ya sabía pronunciar algunas palabras como… mamá, papá, si, no, agua, el nene, entre otras, así que su padre comenzó a decir nombres…

-Ernesto!!!

-¡No!

-Rubén!!!

-¡No gusta!

-Edelmiro!!!

Y otros tantos más hasta que ya cansado pronuncio…

-Edgar!!!

-¡Sí…!

¡Por fin su padre había averiguado como se llamaba su dragón! Porque una cosa era que su padre quisiera ponerle un nombre, y otra muy diferente que no lo tuviera, y su amigo se llamaba Edgar desde hacía ya mucho tiempo. Puede que incluso más tiempo que años tenía Gael.

Ambos eran inseparables, tan inseparables que cuando había que bañar a su dragón en la lavadora, Gael se sentaba al lado para que no tuviese miedo y no se perdiese entre las vueltas del centrifugado.

Y así pasaron muchos meses, hasta que Gael se olvidó de Edgar, porque tenía muchos otros juguetes en su cuarto para entretenerse, juguetes de niño mayor.

Su dragón muy paciente le observaba desde aquel rincón que había entre la mesilla y el armario. Sin protestar, sin decir absolutamente nada, como el mejor de los amigos… sin quejarse para nada, aguardando pacientemente que en cualquier momento se acordara de él, y volviesen a jugar juntos.

Un día siendo Gael algo más mayor, su madre le propuso regalar alguno de sus juguetes a niños que no los tuvieran.

-¿Sabes qué vamos a hacer hoy?

Le dijo su madre mientras le untaba una rebanada conpate para merendar

-¡No sé!

-Pues vamos a hacer una caja con todos los juguetes que te sobren, con aquellos con los que ya no juegas, y se los vamos a regalar a los niños que no tengan ninguno… ¿qué te parece?

Al principio no lo entendió muy bien, pero en el colegio le habían enseñado a compartir, a no se egoísta, y eso sin duda alguna tenía que ver con aquello que había aprendido en clase. Así que no dudo en aceptar la proposición de su madre.

Al cabo de un rato cuando ya había merendado, hecho los deberes y colocado su cuarto, su madre apareció con una caja de cartón vacía.

–          ¡Bien Gael! Vamos a llenar esta caja vacía de ilusiones ¿Qué juguetes vamos a dar?

Entonces su madre miró a Edgar, lo agarró y lo metió en la caja, pero Gael le dijo que no

–          ¡No mamá… no! a Edgar no

–          ¿Por qué?

–          No ves que es muy grande y solamente él, ya la llena

–          Tienes razón, llenémosla con otros juguetes

Metieron algunas pelotas de colores, con las que no jugaba y estaban prácticamente nuevas, unos rompecabezas que ya no le valían porque eran de bebes, unos patines que le estaban pequeños, lapiceros de colores que tenía repetidos porque en algunos cumpleaños le regalaban las cosas por duplicado, incluso por triplicado.

Cuando la caja estuvo bien llena, su madre volvió a coger a Edgar, pero Gael se lo quitó de las manos.

-¡A Edgar no…!

-¿No eres ya un poco mayorcito para peluches?

-Puede que sea mayorcito para peluches, pero no voy a regalar a Edgar, ese rincón sin él no sería el mismo ¿quién vigilará la puerta mientras yo duermo?

-No me digas que con lo mayor que ya eres, tienes miedo a la oscuridad… ¡que ya no eres un bebe!

-¡Edgar no…!

Decía mientras su madre intentaba arrebatárselo de las manos, dándole todo tipo de explicaciones.

-¡Tendrás más espacio en la habitación! ¡No eres un niño chico! De hecho… ¿Cuánto tiempo hace que ya no juegas con él?

Hasta que su madre comenzó a sofocarse, con aquel tira y afloja y se rindió

-¡Esta bien… está bien! Quédate con tu dragón, el día que estés preparado para que vaya en busca de un nuevo amigo lo liberaras.

Y puede que tuviese razón, pero aquella tarde volvieron a jugar a caballeros y castillos como cuando era más pequeño, y apenas podía llevarle de un lado al otro del cuarto.

Edgar supo que su amigo era Gael, y que él… era el amigo de Gael, al menos hasta que se hiciera lo suficientemente mayor y tuviera que buscar a otro niño, para vivir mil aventuras imaginadas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies