Cuento infantil: La entrevista

Cuento infantil: La entrevista

A Patricia le habían mandado un trabajo muy especial en clase. Tenía que hacer una entrevista a alguien que le pareciera especial.

Heladio eligió al panadero ¿quién iba a ser más especial que él que   hace el pan todos los días? Pilar eligió al médico del pueblo ¿quién iba a ser más especial que aquel que les curaba y cuidaba cuando estaban enfermos?

Pero Patricia, se había propuesto hacer la entrevista a alguien ya no especial, si no súper especial, así que lo medito no mucho, si no muchísimo. Y decidió que aquella persona no era otra que su abuelo Marcial.

cuento infantil

Lo preparó todo, su equipo de grabación y su identificación; colocó la cámara en el pc, cogió el micrófono y se sentó junto a su abuelo; y comenzó…

‐Soy Patricia Guillen, y hoy voy a compartir mi tiempo con una persona especial, se llama Marcial y tiene muchas cosas que contarnos.

‐¿Cuántos años tiene? – Le preguntó Patricia a su abuelo

‐¿Por qué? Acaso ese dato es importante

‐¡Es de suma importancia! – exclamo, acercándole un poquito más el micrófono

‐En ese caso, lo diré… ¡sesenta y ocho los que cumpla en mayo!

‐Por tanto usted ¿está ya jubilado?

‐¡Por fin! Claro que sí, ya no madrugo por obligación, ni me acuesto temprano si no quiero.

‐¿Qué ha hecho usted en la vida? –le preguntó mientras sonreía a cámara

‐Bueno… he sido muchas cosas, de niño más que nada fui niño, creo que un niño normal, de esos que jugaban a la pelota, y hacían puntería con el tirachinas a las latas. De zagal ya trabajaba yo…

‐¿Qué es zagal? –le interrumpió su nieta

‐Pues cuando no eres mozo, pero tampoco eres niño

‐¿Qué es mozo?

‐ Pues… mozo es aquel que esta en edad casadera

‐¡Esas edades no existen hoy en día! Por eso no las entiendo

‐¿Qué edades existen ahora?

‐Pues existe la de… ¡bebe! ¡Niño! ¡Adolescente y joven! Y luego la de mayor y viejo

‐¡Esas sí que son edades raras! ¿A cuál pertenezco yo?

‐ Tú estás entre la de mayor y viejo

Tras lo cual su abuelo Marcial comenzó a reír y reír sin parar, pues aquello le parecía más que gracioso.

‐     Pero retomemos la entrevista – replicó Patricia y prosiguió ‐ ¿Cuál ha sido su oficio?

‐     Ya he dicho que he sido muchas cosas, desde niño de los recados,  monaguillo, aprendiz de sastre, repartidor , entre otras, pero con la que me labre la vida fue con la de panadero

‐     ¿Fue muchos años panadero?

‐     ¡Casi cuarenta años! He sido panadero, he hecho toda clase de panes, dulces y tartas, pero soy otras cosas que me gustan mas

‐     ¿Cuáles?

‐     Soy…¡padre! Por ejemplo

‐     ¿Por qué es especial ser padre?

‐     Porque uno es padre toda la vida

‐     Entonces… ¡también eres abuelo!

‐     ¡Esa es la mejor!

‐     ¿Por qué?

‐     Porque también es para toda la vida, pero te pilla con ganas de contar historias, y de pasear por el parque

‐     Y así señores, terminamos esta entrevista, Ya conocemos un poquito mejor a

Marcial, y sabemos porque es especial para mí, es… ¡mi abuelo!

Nada más decir esto, Patricia guardó la entrevista para enseñarla en clase, y se fue con su abuelo a pasear por el parque y a escuchar aquellas historias.

Cuento infantil por Estrella Montenegro

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies